Logo

Dick and Rick Hoyt (Team Hoyt)

- Triatletas y Oradores Motivacionales -

"Fue Rick la motivación, el me pidió que corriera"

With_removed_watermark
"Él es el que me ha motivado, porque si no fuese por él, yo no estaría aquí compitiendo", dice Dick. "Lo que estoy haciendo es prestándole a Rick mis brazos y piernas para que pueda estar allí compitiendo como todos los demás"


Esta es la extraordinaria historia de la devoción de un padre a su hijo en silla de ruedas, y cómo su vínculo ha inspirado a millones de personas en todo el mundo. Dick y Rick Hoyt, mejor conocidos como "el Equipo Hoyt". Rick nació en 1962 en Holanda, Massachusetts en los EE.UU, hijo de Dick y Judy Hoyt. Como resultado de la falta de oxígeno en el cerebro de Rick en el momento de su nacimiento, fue diagnosticado de tetraplejia con parálisis cerebral espástica. Su cerebro no puede enviar los mensajes correctos a sus músculos. Se le aconsejó a Dick y a Judy institucionalizar a Rick, ya que no había posibilidades de una recuperación y había pocas esperanzas de que Rick viviera una vida "normal".

Sus padres notaban que los ojos de Rick los seguían alrededor de la sala, dándoles la esperanza de que de alguna manera pudiera comunicarse con ellos algún día. Los Hoyts llevaban a Rick todas las semanas al Hospital de Niños de Boston, donde conocieron a un médico que les aconsejaba a los Hoyt que trataran a Rick como cualquier otro niño. La madre de Rick, Judy, pasaba horas todos los días enseñándole a Rick el alfabeto con letras de papel de lija y colocando etiquetas en todos los objetos de la casa. En un período de tiempo corto, Rick aprendió el alfabeto. Este fue solo el comienzo de Dick y de la búsqueda de la inclusión de Rick en la comunidad en los deportes, en la educación y, algún día, en el lugar de trabajo.

Dick y Judy lucharon para integrar a Rick en el sistema escolar público, empujando a los administradores ver más allá de las limitaciones físicas de Rick. Dick y Judy llevaron a Rick en trineo y a la natación como cualquier otro niño. Después de proporcionar pruebas concretas de la inteligencia y la capacidad de Rick para aprender como todo el mundo, Dick y Judy necesitaban encontrar una manera de ayudar a Rick para comunicarse por sí mismo. "Muchas personas trataron de hacerlo para que sea más difícil para nosotros, pero nosotros seguimos adelante", dice Dick.

Con $5,000 en 1972 y un grupo de ingenieros expertos de la Universidad de Tufts, una computadora interactiva fue construida para Rick. Este equipo consistía en un cursor que se utilizaba para resaltar cada letra del alfabeto. Una vez que la letra que quería Rick, esta se resaltaba, y podía seleccionarla con un simple toque con la cabeza contra una pieza de atada a su silla de ruedas. Cuando trajeron la computadora por primera vez a casa, Rick sorprendió a todos con sus primeras palabras. En vez de decir, "Hola, mamá", u "Hola, papá", las primeras palabras que “dijo” Rick: "¡Arriba, Bruins!" Los Bruins Boston estaban en las finales de la Copa Stanley durante esa temporada. Estaba claro que desde ese momento que Rick amó los deportes y vió el juego como cualquier otra persona.

En 1975, a la edad de 13 años, Rick fue finalmente admitido en la escuela pública. Después de la secundaria, Rick asistió a la Universidad de Boston y, en 1993, se graduó con una licenciatura en Educación Especial. Dick se retiró en 1995 como teniente coronel de la Guardia Nacional Aérea después de servir a su país durante 37 años.

En la primavera de 1977, el Equipo Hoyt comenzó cuando Rick le preguntó a su padre si podían participar en una carrera para beneficiar a un jugador de lacrosse en su escuela que se había quedado paralizado. Quería demostrarle que la vida continuaba sin importar su discapacidad. Un problema: Dick no era un corredor, y tenía 36 años. Los grandes padres, sin embargo, hacen sacrificios. Los grandes padres renuncian a su tiempo, dinero, y energía física en aras de darle a sus hijos una mejor vida, y, a veces, más que una sonrisa. No importaba que Dick no haya sido un corredor, sino que como un gran padre, la petición de su hijo era toda la motivación que necesitaba. Dick estuvo de acuerdo y empujó la silla de ruedas de su hijo las primeras cinco millas.

Después de su primera carrera, Rick dijo: "Papá, cuando corro, siento que no estoy discapacitado." Después de su carrera inicial de cinco millas, Dick empezó a correr todos los días con una bolsa de cemento en la silla de ruedas, ya que Rick estaba en la escuela o estudiando, sin poder entrenar con él. Dick pudo mejorar su condición física, incluso con empujar a su hijo, pudo obtener un registro personal de una carrera de 5km en 17 minutos. Dick inmediatamente sacrificó su tiempo y energía, dándole desinteresadamente esa sensación de tener un cuerpo capacitado a su hijo. Durante las próximas tres décadas y media, este par alcanzó y superó no solo sus propios objetivos, sino también las expectativas de los demás de que un padre lleve, remolque y empuje a su hijo adulto en una silla de ruedas.

En 1981, los Hoyts terminarían su primer maratón de Boston, una caminata de 26.2 millas (42 kms) por el centro de Boston, con Dick empujando a Rick en una silla de ruedas especial. En el evento, Dick admite que fue un poco difícil para él. Cuatro años más tarde, en el día del padre, padre e hijo harían algo que era, en ese momento, sin precedentes: un triatlón que consistía en nadar una milla, montar bicicleta por 40 millas y una carrera de 20 millas. Para los Hoyt, la pregunta no era si podían lograrlo, sino ¿cómo? La respuesta yacía en el equipamiento. En la parte de natación, Dick sacó a Rick en una balsa especializada con una cuerda elástica envuelta alrededor de la cintura de Dick. Para la bicicleta, ellos utilizaron una bicicleta de dos plazas con un asiento a la medida, y para la última carrera, Dick empujó a Rick en su silla de atletismo.

La chispa de esta vida de paciencia y devoción se encendió. Rick escribió, expresando su alegría de sentirse "como si no estuviera discapacitado," comenzó una odisea de amor que continúa hasta nuestros días, estando padre e hijo en las competencias de todo el mundo. Incluso motivó a Dick a aprender a nadar. "Él es el que me ha motivado, porque si no fuese por él, yo no estaría aquí compitiendo", dice Dick. "Lo que estoy haciendo es prestándole a Rick mis brazos y piernas para que pueda estar allí compitiendo como todos los demás".

A partir de ahí, y ya era 1988, fue el más desafiante de todos los eventos deportivos, el Triatlón Ironman en Kona, Hawaii. Este evento agotador, que el dúo participó en seis ocasiones, el cual se compone de 2.4 millas (3,86 km) de natación, 112 millas (180.25 kilómetros) de ciclismo y 26.2 millas (42.2 km) de carrera. El primer intento no salió bien porque Dick se había enfermado; sin embargo, regresó a Hawaii en 1989 y terminó la carrera. En el Ironman de 2003, su bicicleta se estrelló y pasaron cinco horas en el hospital, Rick con puntos de sutura en la cara y Dick con raspaduras. Pero volvieron a intentarlo de nuevo, y lo terminaron. Volverían varias veces al hermoso estado de Hawaii para competir en el triatlón Ironman.

Con los años, los Hoyt completaron una serie de maratones, triatlones, y carreras en bicicleta. Pero en 1992 había llegado el momento de asumir un nuevo reto único para ellos - una caminata de 3,770 millas a través de los Estados Unidos, atravesar 18 estados desde el muelle de Santa Mónica en Los Angeles hasta el Marriott Long Wharf en el puerto de Boston, Mass. El viaje duró 47 días consecutivos, y fue un momento de la familia para recordar, al cual llamaron cariñosamente "el viaje a través de América".

Rick estuvo sorprendido por la fuerza de su padre. El triatleta promedio probablemente pesaba alrededor de las 150 libras y su bicicleta pesaba cerca de las 17 libras. Esto es un total de 167 libras. Dick pesaba alrededor de las 180 libras, y su bicicleta pesaba alrededor de las 70 libras, debido a que tenía que ser más pesado y más fuerte para mantenerlo a él y a su asiento. Rick pesaba alrededor de las 100 libras. Esto daba un total de 350 libras, o casi 200 libras más que el triatleta promedio con su bicicleta. La misma matemática podría utilizarse para saber lo pesada que era la carga que Dick tenía que tirar durante más de dos millas de nado.

En 2005, los Hoyt utilizaron su notoriedad para crear una fundación, la Fundación Hoyt, Inc., para ayudar a otras personas con discapacidad a que participen en actividades atléticas; promoviendo y fomentando la inclusión en la vida cotidiana, y dar a conocer la discapacidad a otros. Como benefactores estaban el Hospital de Niños de Boston, Easter Seals de Massachusetts, Rehab Resources, varios campamentos de verano, y las organizaciones terapéuticas. Su lema es "Sí se puede" para promover el mensaje de que se puede hacer cualquier cosa que te propongas aunque tengas o no alguna discapacidad. Los Hoyt, después de décadas de haber escuchado "No puedes", ahora quieren enviar un mensaje diferente a los demás.

Los logros del equipo Hoyt incluyen: 255 triatlones (6 Ironman, 7 medio Ironman, 22 duatlones), 72 maratones (32 maratones de Boston, 8 18.6 Milers, 97 medio Maratones), 1 20K, 37 10 Milers, 35 Falmouth 7.1 Milers (1 Falmouth en el otoño), 8 15K, 218 10K, 160 5 Milers, 4 8K, 18 4 Milers, 161 5K, 8 20 Milers, 2 11K, 1 7K, 1 de 20 millas en bicicleta con Best Buddies.

Desde el comienzo todo lo que hacían los demás con sus hijos, lo hacía Dick con Rick. Al principio, la gente los miraba extrañamente, pero con el tiempo, los apoyaron. Luego de muchas entrevistas y varios libros, un tema seguía estando latente; no existe el equipo Hoyt sin ninguno de los dos. Y ambos celebran que nunca terminaron en último lugar.

Dick también ha escrito sobre sus experiencias con su hijo. El libro, "It's Only a Mountain", pone en relieve sus logros en el ámbito deportivo. Su último libro, "Devoted: A Father's Love for His Son", se adentra en su trayectoria personal como padre de Rick, y su camino de persistencia y unión. En 2012, el primer libro de Rick "One Letter at a Time", co-escrito por Todd Civin, director de medios de comunicación social de los Hoyt, fue publicado a no solo para compartir la voz de Rick, sino docenas de relatos personales de las personas cuyas vidas fueron impactadas positivamente por Rick y el Equipo Hoyt.

Los Hoyt han recibido varios premios por sus esfuerzos en llevar los problemas de las personas con discapacidad a la conciencia de la nación. Estos incluyen la inducción al Salón de la Fama del Ironman; el premio "Living Legends" del Museo del Deporte de Nueva Inglaterra; un Certificado de Logro por el Consejo Presidencial de Deportes y Actividades Físicas; el Premio Campeón de Deportes de la Fundación Lombardi con sede en Washington DC; el Premio de Crianza de la Guardia Nacional del Ejército; el premio "Padre Ejemplar" de la Oficina del Alcalde en Dayton, Ohio; y el Premio al Servicio Humanitario de la Commonwealth de Massachusetts.

En 2013, después de décadas de competiciones, el deporte había tomado físicamente su peaje en el "Equipo Hoyt". Dick, de 73 años, y Rick, de 52 años, decidieron hacer el Maratón de Boston de 2013, la carrera favorita de la pareja, el canto del cisne. Sin embargo, el atentado terrorista en la línea de meta cortó la carrera para muchos, incluyendo al Equipo Hoyt. Después de ser detenidos en la marca de 23 millas, el dúo dinámico no pudo terminar.

Una historia como esta no puede terminar ahí. El equipo Hoy optó por participar en el maratón de Boston de 2014 para tener su gran final, y en una final apropiada para una historia que ha inspirado a millones. Terminan de la misma manera que comenzaron. En una entrevista con WBUR en Boston, Dick dijo de la carrera: "Bueno, no terminamos [el Maratón 2013]. Pero nuestra gran preocupación fue la cantidad de personas que asesinaron e hirieron. Es por eso que estamos corriendo este año, para la gente que fue asesinada y herida"."

Un equipo de padre e hijo comenzó a correr en apoyo para otros menos afortunados, sacrificando su tiempo y energía para beneficiar a los demás. El Equipo Hoyt continuó con ese mismo espíritu durante 37 años. Demostraron que cualquier cosa puede hacerse con bastante persistencia, dedicación y, en última instancia, el amor que se puede encontrar solamente en el vínculo único entre un padre y su hijo; el amor que solo se encuentra si es buscado y entendido plenamente.

Dick y Rick Hoyt han inspirado a una nueva generación de paternidad. Nunca podremos olvidar su coraje y dedicación, y que nos hacen recordar que siempre podemos guiar a nuestros hijos. "Corremos por las personas que piensan que no se puede correr", dice Dick. Para conocer más sobre el Equipo Hoyt, visite su sitio web www.teamhoyt.com. El equipo Hoyt se enorgullece de trabajar con John Hancock, quien ha contribuido con una gran cantidad de tiempo, dinero y pasión para ayudar a Dick y Rick Hoyt a seguir participando en las carreras de todo el país. Para obtener más información, visite www.johnhancock.com

Dick and Rick Hoyt

Circle_cropped
Fb Fb Websites

¿Por qué aceptaste a ser parte de El Triatlón Inspira (Triathlon Inspires)?

Pienso que es correcto esto que están haciendo. Nos encantan los triatlones, y nos encanta inspirar a la gente.

¿Qué se siente ser una inspiración para los demás? ¿Esperabas llegar a ser una fuente de inspiración?

Nunca esperamos que sucediera algo así. Cuando Rick nació, dijeron que nos olvidáramos de él, que lo metiéramos en una institucuión ya que quedaría en estado vegetal para el resto de su vida. Nosotros nunca pensamos que haríamos maratones y triatlones. Yo tenía 40 años cuando Rick me pidió que corriéramos la primera competencia. Me preguntó si podíamos correr por un chico de Westfield State College que había tenido un accidente y había quedado paralizado de la cintura para abajo, e iban a hacer una carrera de caridad para ayudarlo a recaudar algo de dinero y así cubrir sus cuentas médicas. Luego de que llegó a casa después de ese juego, me habló de él, y me dijo: "Papá, tengo que hacer algo por él, quiero hacerle saber que la vida continúa a pesar de que esté paralizado. Quiero correr en esa carrera". ¿Que te parece?, esto me lo decía Rick, quien estaba en una silla de ruedas; él no puede hablar, no puede usar sus brazos o sus piernas, y quiere ayudar a este chico que está en la misma condición que él ... ¡Pensé que era increíble!. Cuando Rick y yo completamos esa carrera y llegamos a casa esa noche, se dirigió a su computador y me dijo: "¡Papá, cuando estoy corriendo siento como si mi discapacidad desapareciera!" Ese fue un mensaje muy poderoso para mí, y si piensas en ello, alguien que está en una silla de ruedas que no puede hablar, no puede usar sus brazos, no puede usar sus piernas, hay otros chicos que pueden correr afuera, ¿y Rick dice que su discapacidad desaparece?!... Así es como todo empezó, y ahora es simplemente increíble. Cuando nació Rick, no nos querían en los restaurantes, no querían que asistiera a la escuela, no querían que compitiera en nada, pero nuestro mensaje era "Sí se puede. No hay nada que no se pueda hacer, siempre y cuando te decidas a hacerlo". Eso es lo que hemos estado haciendo, y el mensaje se está extendiendo por todo el mundo. Ahora la gente nos toma como ejemplo para poder salir y competir no solo en triatlones, sino en cualquier tipo de carreras. Es simplemente increíble lo que está ocurriendo.

¿Por qué los triatlones son tan inspiradores? ¿Qué hace que este deporte sea tan especial en todo el mundo?

Creo que es simplemente increíble ver que la gente compite entre sí, que estén ahí y naden, luego anden en bicicleta y finalmente, corran... ¡me encanta! ¡Es genial! Especialmente ver la línea de meta y cómo lo promueven en Hawái. Es simplemente increíble. Creo que es el mejor final de cualquier deporte en el mundo. Cuando cruzas la línea de meta, todos los otros atletas están ahí para animarte.

¿Qué te motiva en la vida?

Rick me motiva. Rick me inspira y me motiva. Lo más fácil del mundo para Rick era renunciar y darse por vencido, pero nunca lo hizo. Él es un luchador, y quiere estar allí, quiere estar en la competencia, pero no solo estar, sino quiere ser el mejor. Él se graduó de la escuela secundaria pública, se graduó de la Universidad de Boston, tiene una estatua de bronce de tamaño natural, y ha sido inducido al triatlón Ironman. Él fue como la persona número 24 en ser incluida en el Salón de la Fama del Triatlón Ironman. Acabamos de ganar el premio ESPY, que es el premio más grande en deportes, y entramos al Salón de la Fama del Maratón de los Infantes de Marina. Si puedes ver todos los premios y todo lo que hemos ganado, te darás cuenta que es simplemente increíble.

¿Qué le dirías a otras personas con ambiciones similares?

Les diré esto: Sí puedes. No hay nada que no puedas hacer mientras te decidas a hacerlo. No hay tal palabra como "NO”.

¿Quién te inspira? ¿Por qué?

Rick me inspira.

¿Cómo enfrentas los obstáculos en tu vida?

Nosotros no aceptamos un no como respuesta, y no pedimos ninguna consideración especial. Solo salimos y competimos como cualquier otra persona.

¿Qué es lo que más te gusta de los triatlones?

Me encantn los triatlones, y me encanta la línea de meta. Creo que es el mejor final de cualquier deporte en el mundo.

Menciona los logros más importantes de tu vida que no sean triatlones.

• Salón de la Fama Ironman Triathlon / Kona, Hawái • Premio B.A.A. Patriot/ Boston, MA • Premio FREDDIE (Servicio Público) / Premios International Health & Medical Media • Premio Spirit of Independence / PetroSun Independence Bowl • Premio Living Legends Sports / Museo del Deporte de Nueva Inglaterra • Premio Lifetime Achievement / Western New England College • Kodak Champions / Revista Parade • Medalla de Honor George Washington / Fundación Freedoms en Valley Forge • Certificado de Logro / Consejo Presidencial del Ejercicio Físico y Deportes • Premio The Crews Choise / Ironman Canada • Premio Champion Sports / Fundación Lombardi, Washington, D.C. • Premio al Padre e Hijo del Año/ Holland, MA • Premio Especial EL Club Triathlon / Santa Anna, El Salvador • Premio Imagen Reach for the Star / Industrias Morgan Memorial Goodwill • Premio World Triathlon Strength and Courage / Montreal Mondial • Premio Parenting / Ejército de la Guardia Nacional de MA. • Premio Exemplary Father Award / Oficina del Alcalde, Dayton OH • Premio Especial Sheriffs / Middlesex County, MA • Certificado de Excelencia: Bud Light Ironman / Kona, HI • Premio Special Achievement / Falmouth Annual Road Race • Premio Jaycess Fitness Leader/ Long Beach, CA • Premio Humanitarian Service / Commonwealth of Massachusetts • Certificado de Culminación: Trek Across America / Gobernador Weld, Boston, MA • Doctorado Honoris Cause en Derecho / Western New England College •Premio Sports Personality/ Boston Press Photographers Association • Superlative Performance for Courage Arete • Proclamación de Boston: Día de Dick & Rick Hoyt / Alcalde Flynn, Boston, MA •Premio True Ironman / Departamento de Policía de Waltham., Waltham, MA • Gran Sello de la Commonwealth / Gobernador Dukakis, Massachusetts

¿Qué hay en el futuro para ustedes?

Rick y yo todavía competimos. Tengo 74 años de edad y mi cuerpo comienza a decirme que es el momento de reducir la velocidad. Hemos competido en más de 1,100 eventos deportivos, y tengo algunos problemas de espalda graves que estoy tratando de mejorar, por lo que ahora mismo no correré el maratón de Boston, y no vamos a hacer ningún triatlón Ironman juntos. Seguiremos compitiendo, y tenemos pensado en hacer 20 carreras por año, pero serán triatlones de distancia olímpica y no maratones completos, como medios maratones, 10 millas, y carreras como esas. Rick seguirá haciendo el maratón de Boston con Brian Lyons, dentista y gran ser humano, por lo que competirán el próximo año en ese maratón. Rick y yo todavía seguiremos haciendo carreras más pequeñas.

¿Apoyas o representas alguna Organización sin Fines de Lucro?

El quipo Hoyt se enorgullece de trabajar con los siguientes patrocinadores que han contribuido con una gran cantidad de tiempo, dinero y pasión para ayudar a Dick y Rick Hoyt a que sigan participando en carreras en todo el país.www.johnhancock.com.


Copyright ©2016-2017 Triathlon Inspires.. Todos los derechos reservados. El contenido, diseño e imágenes son propiedad de Triathlon Inspires y no puede ser copiado o reproducido por cualquier razón y/o sin el permiso escrito de Triathlon Inspires. La información de esta página web es la opinión de Triathlon Inspires y la opinión de sus colaboradores. Por favor, consulte a su médico antes de seguir cualquier solución de asesoramiento, plan de entrenamiento, salud/asesoraría a la nutrición o la recuperación de alguna lesión que se exponen en este sitio web. Triathlon Inspires es el único responsable de todo el contenido. Nuestra política de privacidad está disponible para usted aquí.