Logo

Hermana Madonna Buder "La Monja de Hierro"

- Triatleta, Monja, Autora y Oradora Motivacional -

"La determinación es la mente dispuesta a que ocurra algo por la gracia de Dios"

With_removed_watermark
"He aprendido grandes lecciones de vida en el camino, pero a las que me gustaría regresar y decirme a mis veintitantos años son: No es lo que dices, es lo que haces; no prestes atención a la edad que tengas, sólo concentrate en la edad que te sientas."


La Hermana Madonna Buder nació en St. Louis, Missouri en E.E.U.U., en Julio de 1930, y ella nunca fue corredora cuando era niña, pero claramente había nacido con una gran determinación desde el principio. Cuando era niña, era una atleta promedio, inclusive recuerda ganar un campeonato nacional en eventos ecuestres cuando era una joven de 16 años de edad. Ella entró en el convento cuando iniciaban apenas sus 20 años, y aunque se mantuvo activa hasta la edad adulta, nunca llegó a ser una atleta comprometida hasta escuchar los impulsos de un sacerdote católico durante un retiro en la costa del estado de Oregon en Estados Unidos.

Ella decidió que quería ser monja a la edad de los 14 años a partir de la influencia de las Hermanas de la Visitación de la Academia en St. Louis, Missouri, en donde sus padres la inscribieron después del sexto grado, y Marie Dorthy Buder tenía 23 años de edad cuando ella persiguió su primera vocación en la vida y se convirtió en una monja; fue entonces cuando se dio cuenta de la importancia de estar al servicio de los demás. Ella entró en un convento llamado las Hermanas del Buen Pastor en San Luis, MO, y sirvió allí hasta 1990 cuando enviaron nuevas órdenes y fue enviada a Spokane, Washington para servir con las Hermanas de la comunidad cristiana. En 1970 se fue a la congregación a la que ya había pertenecido para unirse a otras 38 hermanas de diferentes y variados fondos para establecer una comunidad nueva y no tradicional al de las Hermanas. Como miembro de las Hermanas no canónicas de la Comunidad Cristiana, independiente de la autoridad de la Iglesia Católica Romana, Buder ha tenido la libertad de elegir su propio ministerio y estilo de vida. Más de dos décadas después como la Hermana Madonna, ella encontró su segunda vocación: Correr.

Durante esos días, no existía ningún tipo de carrera organizada, (incluyendo maratones y triatlones) para mujeres. Esas carreras existieron para las mujeres con el tiempo, pero en donde ella participaba era solamente organizado por las escuelas. La Hermana Madonna tenía 48 años cuando ella empezó a correr por diversión - "El Padre Juan me dijo que sería bueno para mi cuerpo y la mente" - y no fue hasta el año de 1977 cuando participó en su primera carrera pero no estaba muy segura si debería de aceptar participar, ya que ella sería la única monja en hacerlo, y el público no estaba acostumbrado a ver a una monja corriendo. Así es que para evitar la creación de algún tipo de problema, verificó que todo estuviera bien con el Obispo que le correspondía en aquella época. La Hermana Madonna le dijo que quería correr para apoyar la causa de Esclerosis Múltiple (EM), pero que no estaba segura de cómo manejarían esto los medios de comunicación, por lo que ella quería su bendición para poder particpar. Él Obispo le dijo: "Hermana, me gustaría que algunos de mis sacerdotes hicieran lo que estás haciendo."

El acuerdo fue sellado en ese momento, y la hermana Buder corrió su primera carrera de 8.2 millas "hacia atrás", dice, porque el único lugar en el que había entrenado anteriormente era en una cancha de tenis. Después de eso, ella se unió a un grupo de corredores, donde prosperó con la mentalidad de grupo, y fue aquí que finalmente se enteró del triatlón Ironman en Hawaii. Sus primeros pensamientos fueron de que tan claustrofóbico se sentiría nadar junto a tantas personas, su segundo pensamiento fue que ella no podía concebir sentarse en una asiento de bicicleta durante tanto tiempo, y su tercer pensamiento fue que ella simplemente tenía que intentarlo.

La fuerte monja compitió en su primer triatlón en Banbridge, Irlanda, a la edad de 52 años. El recorrido de la bicileta tenía pendientes, nadó en aguas muy frías (antes de que los trajes de neopreno se hubieran inventado), y ella estaba usando una bicicleta de segunda mano que había conseguido en una subasta del departamento de la policía. Sin embargo, terminó la carrera finalizando con una abrumadora sensación de éxito. "Sentí una inmensa cantidad de logro después de terminar esa carrera, yo estaba muy contenta", dijo la Hermana Madonna.

Las Hermanas del Buen Pastor enviaron a la Hermana Madonna a Hawaii, y la mujer que estaba a cargo de esa competencia de triatlón le dijo que podía entrar en la carrera. Mientras tanto, ella practicaba en la bicicleta de un sobrino cuando visitaba a sus padres, que aún vivían en San Luis, MO. Rápidamente se ganó el título de "La Monja de Hierro" (The Iron Nun) después de terminar el Ironman de Hawaii en 2005 a los 75 años de edad, obteniendo el récord de la mujer de mayor edad en completar esa carrera. Terminó una hora antes de la medianoche que es el corte de las 17 horas que se tiene como máximo. Entonces, ella se determinó a batir su propio récord el año siguiente, a los 76, terminando la misma carrera con un increíble tiempo de 16:59:03!

Desde 1982, ella ha completado más de 340 triatlones, incluyendo 45 Ironmans completos (2.4 millas (3.86 km) de natación, 112 millas (180.25 kilómetros) de ciclismo y 26.2 millas (42.2 km) de carrera). En 1996, completó un Ironman en 14:27:14 - lo suficientemente rápido como para romper el récord mundial de entre 65 y 69 años de edad. Y a los 75 años, Buder se convirtió en la mujer de más edad en completar el triatlón Ironman de Hawaii, título que repitió en 2006. Pero no fue hasta que se convirtió en la campeona del récord mundial de Ironman al terminar el Ironman de Canadá el 26 de Agosto de 2012, con un tiempo de 16:32:00 que fue cuando todo el mundo empezó a conocer su nombre. La Hermana Madonna batió el récord que anteriormente estaba en manos de Lew Hollander de 81 años de edad, quien terminó el Campeonato del Mundo de Ironman en Kona en 2011. Su nuevo objetivo es establecer ese mismo registro en el Ironman en Hawaii, pero desde ese día ella ha abierto cerca de cinco grupos por edad durante su vida (para que la gente de más edad pueda competir también) ya que anteriormente no existian. Ella piensa que cuando llega el grupo de edad para las futuras generaciones, es cuando ella se merece un descanso.

Al preguntarle cómo se entrena para estos triatlones, La Hermana Madonna dice que corre para llegar a la iglesia, y pedalea 40 millas todos los días en bicicleta para nadar en un lago cerca de su casa. También trota para hacer sus visitas regulares a la cárcel local, lo que es agradable para ella por poder hablar con los reclusos acerca de Jesús y leerles las escrituras para ellos - una actividad que según ella la hace sentir "muy bendecida" al llegar a casa. En cuanto a su dieta, la Hermana Buder cumple con una dieta mayormente cruda en frutas y verduras, pero incorpora carbohidratos y proteína en polvo en sus comidas, y ella dice que "escucha" lo que su cuerpo le dice que es lo que necesita. El año pasado tuvo un accidente en bicicleta en donde se fracturó la pelvis, y mientras sus cuerpo se recupera, ella sigue corriendo dentro del agua en el club deportivo YMCA, además de meterse en la bañera de hidromasaje para que los chorros de agua y el calor traten los nervios mas suaves, y después entrena en la bicicleta elíptica a pesar de que su médico probablemente no aconsejaría eso.

Sin duda alguna es una afición que siente que no puede dejar de hacer. "¡No sé lo que haría sin correr! exclama. "Me encanta la sensación que tengo cuando rebaso corriendo a la gente más joven que yo y me dicen, ¡yo quiero ser como usted cuando llegue a su edad!". Y mientras ella acaricia la oportunidad de ser una fuente de inspiración para otros, alegando que ella corre ahora en su mayoría sin grupos de corredores, ya que tiene ciertos compañeros que ponen en ella demasiada presión con la velocidad. "Algunos de ellos me tratan diferente porque soy una Monja", confiesa. "Me siento como que piensan que tengo que ser su mascota y orar por el buen clima para nosotros o algo así." (ella ríe)

La Hermana Madonna fue inducida al Salón de la Fama de Triatlón en EE.UU. durante el 2014, y de acuerdo con usatriathlon.org "The Iron Nun" cuenta con 12 victorias por grupos de edad en el Campeonato del Mundo de Ironman en Kailua-Kona, Hawai y ha ganado decenas de títulos nacionales y mundiales en eventos de distancia Olímpica.

"He aprendido grandes lecciones de vida en el camino, pero a las que me gustaría regresar y decirme a mis veintitantos años son: No es lo que dices, es lo que haces; no prestes atención a la edad que tengas, sólo concentrate en la edad que te sientas."; y ser paciente - uno de mis peores enemigos es la paciencia, y todavía estoy tratando de ponerla a punto para que yo sea capaz de parar y oler las rosas", exclamó.

La Hermana Madonna Buder está en una misión. "Me gustaría ya parar, de verdad," dijo con una gran risa, lo cual revela que no dice la verdad. "No tengo excusas, siempre y cuando Dios me mantenga más o menos en forma. Me siento como un títere de Dios, así es como me siento. Primero que nada yo estoy abajo, así es que él me detiene con cuerdas, y luego mueve los hilos para ponerme aquí y allá. Supongo que tal vez lo único que él quiere de la gente, especialmente a medida que envejecen, es que se pongan activos y a hacer algo".

La Hermana Madonna Buder tiene 85 años de edad, ha terminado más de 340 triatlones, y no sabe del por qué de todo este alboroto. Ella decidió escribir un libro llamado "The Grace to Race", donde comparte el espíritu sin sentido y la fe profunda que inspiró su extraordinario viaje desde una prominente familia en San Luis, MO hasta un convento católico y, finalmente, a las líneas de meta de Campeonatos del Mundo de triatlón. La Hermana Madonna tiene decenas de records, se ha fracturado decenas de huesos, y habla de decenas de milagros y de ángeles que la impulsaron a una extensa carrera. "Es mi fe la que me ha llevado a través de los altibajos de la vida", escribe. "Cada vez que me lesiono espero que el Señor me levante de nuevo y me ponga sobre mis pies, y con confianza recordándole: 'Dios, tú sabes que mi intención es seguir corriendo hacia tí.' "The Grace to Race" es la valiente historia de una mujer que rompió con los acuerdos, siguió su corazón, y encontró su misión superior. Su libro está disponible a través de diferentes tiendas, incluyendo Amazon. Para obtener más información, visite el siguiente enlace en The Grace to Race.

Hermana Madonna Buder

Circle_cropped

¿Por qué aceptaste ser parte de El Triatlón Inspira (Triathlon Inspires)?

Debido a usteded, es su entusiasmo. Promover los triatlones es casi como una misión. Está claro que les gusta esto, y parece que son muy apasionados en el tema, así que pensé que debería de decir sí cuando me invitaron.

¿Qué se siente ser una inspiración para los demás? ¿Esperabas llegar a ser una fuente de inspiración?

No, nunca esperé llegar en convertirme en una inspiración, y honestamente yo todavía no entiendo por qué yo soy una a pesar de que lo escucho mucho, pero todavía no creo que soy una inspiración. Yo realmente no tengo que saberlo, es sólo la forma en que Dios me utiliza, y eso es todo lo que necesito saber.

¿Por qué los triatlones son tan inspiradores? ¿Qué hace que este deporte sea tan especial en todo el mundo?

Bueno, creo que básicamente nuestro deporte involucra tres diferentes disciplinas que está orientadas a la familia, y creo que atrae mucho a la gente además de que hay un equilibrio con los tres deportes diferentes que se convierten en uno, y cuando uno sale del agua, se llena uno de impaciencia para llegar a la meta, especialmente después de estar sentado demasiadas horas en la bicicleta (se ríe).

¿Cuándo comenzaste a participar en triatlones? ¿Dónde fue tu primera competencia?

Creo que mi primera competencia fue en los años 80s aquí en Spokane, WA. Acababa de regresar de hacer un maratón en Boston; mi primer maratón en 1982. Tú mencionaste anteriormente que he hecho más de 340 triatlones, incluyendo 45 Ironmans completos? ¡Guauu! Ni siquiera puedo recordar eso! (ella ríe).

¿Qué te motiva en la vida?

Dios es lo que me motiva, y estar con la naturaleza; en la catedral de Dios. Es tan refrescante observar lo que Dios ha hecho por nosotros en nuestro camino, y estoy seguro de que él se deleita en ver a su gente con sus hijos jugando en los parques infantiles, pero no lo estamos tratando bien en este momento, y es lo que realmente me duele. Creemos que podemos controlar la naturaleza, pero la naturaleza no está destinada a ser controlada! Y creo que nos está mostrando que no puede ser así.

¿Qué le dirías a otras personas con ambiciones similares?

Yo sé que si ellos son ambiciosos van a tener sus altibajos, así es que yo sugeriría siempre salir a correr; regresen a la naturaleza. Eso es lo que le dije a mi cirujano cuando tuve mi primera fractura de cadera en el '84 después de una cirugía de dos horas, y él estaba preocupado debido a que él no quería esperar para hacerlo el fin de semana, ya que no tienen buena cobertura los fines de semana así es que cuando él entró en mi habitación me dijo "no voy a poder estar con usted sino hasta las 11:00 pm de hoy" y yo le dije "Ok, Doc., salga a correr por mí"(ella se ríe mucho).

¿Quién te inspira? ¿Por qué?

Bueno, tengo un montón de amigos que me inspiran gracias a su espíritu competitivo. Especialmente Chrissie Wellington, y Fernanda Keller, quien es una de las más veteranas que todavía mantiene su estatus de Pro, y ella son unas mujeres hermosas, pero no tienen sobre-estima;son muy cálidas, y sobresalientes, y muy inteligentes, pero siempre interesadas en los demás que no sean ellas mismos.

¿Cómo enfrentas los obstáculos en tu vida?

Es porque tengo confianza, y sé que, por ejemplo, en un Ironman en donde hubo condiciones muy duras en la parte de la bicileta, perdí el tiempo de corte durante por solo 30 segundos, y yo estaba por supuesto decepcionada pero miró a la cielo y dije: "Está bien, nuestro Padre sabe lo que es mejor". Creo que siempre hay una razón de todo lo que nos pasa, y yo en realidad tengo que hacer cosas que nadie más piensa hacer cuando uno se lesiona, porque sólo diez días después de mi fémur roto decidí que iba a mantener mi cita para reunirme con las hermanas de el grupo al que pertenezco en Missouri. Yo siempre le digo a Dios: "Ayúdame a hacer mi mejor esfuerzo, y tú haz el resto.

¿Qué es lo que más te gusta de los triatlones?

La amistad, la camaradería, y experimentar la armonía del cuerpo, mente y alma, y como lo he mencionado antes, estar con la naturaleza. Es que es tan estimulante que uno se olvida de sus problemas cuando sales a disfrutar la naturaleza y ver lo que Dios ha hecho.

Menciona los logros más importantes en tu vida que no estén relacionados con los triatlones

Eso es difícil (se ríe) porque no me considero que lo que hago es un logro; yo lo considero como un momento que necesito para mí. No tenía idea de cuántas personas he inspirado, ¡pero sé que lo he hecho!. A veces los veo en la calle, y vienen corriendo hacia mí porque me reconocen y me dan las gracias por inspirarlos. Todo lo que quiero hacer es responderle a la vida, solamente de eso soy responsable pero no me la paso pendsando en los logros.

¿Qué hay en el futuro para tí?

Bueno, yo no tengo una bola de cristal (se ríe). Quiero abrir más grupos de edad por encima de los 80 años en el Ironman de Hawaii, y hacerlo oficialmente en Kona, y lo estoy haciendo por las mujeres. He hecho lo que mejor que he podido hacer.

¿Apoyas o representas alguna Organizacion sin Fines de Lucro?

Contribuyo a la Iglesia Católica, y muchas otras organizaciones y fundaciones que simplemente no puedo recordar a todos ellas. Lo que es importante para la gente es poner atención a los países que tienen menos que nosotros.


Copyright ©2016-2017 Triathlon Inspires.. Todos los derechos reservados. El contenido, diseño e imágenes son propiedad de Triathlon Inspires y no puede ser copiado o reproducido por cualquier razón y/o sin el permiso escrito de Triathlon Inspires. La información de esta página web es la opinión de Triathlon Inspires y la opinión de sus colaboradores. Por favor, consulte a su médico antes de seguir cualquier solución de asesoramiento, plan de entrenamiento, salud/asesoraría a la nutrición o la recuperación de alguna lesión que se exponen en este sitio web. Triathlon Inspires es el único responsable de todo el contenido. Nuestra política de privacidad está disponible para usted aquí.