Logo

Laurel Wassner

- Triatleta Profesional -

"Soy afortunada al tener a la gente que me ha inspirado todo el camino para eliminar mis dudas, miedos y obstáculos"

With_removed_watermark
"¡Jamás dejes de luchar! Todo tipo de cosas se van a anteponer en el camino: enfermedades, mala suerte, dudas de otras personas, etc. Yo enfrenté todas esas cosas y más, pero lo que me trajo a donde estoy ahora, esta empujándome y logrando que sga manteniendo mi espíritu de pelea."


Esta es la historia de Laurel Wassner, quien vive en Nueva York, NY, y es la gemela menor (por cinco minutos) de las hermanas Wassner. Laurel creció en Gaithersburg, MD en los Estados Unidos de América, y desde el principio fue competitiva y atlética; a los cuatro años, nadaba, montaba bicicleta (competía con los autos) y corría desde el Kinder s su casa. Laurel siguió nadando, y participó en su primera carrera cross-country en 5to grado. Es sobreviviente de Linfoma Hodgkin y la primera persona sobreviviente de cáncer que ganó un triatlón Ironman (Challenge Atlantic City).

En 1993, Laurel fue a la universidad de George Washington en Washington, DC y se unió al equipo de natación. En un año, fue galardonada con una beca completa para ingresar al equipo de natación de la División NCAA, el cual, para ese momento, era el mejor logro atlético que se podía alcanzar. Luego de graduarse de la universidad, se mudó a Brooklyn, NY (ciudad natal de su padre) y comenzó a correr y adquirió una bicicleta.

Todo iba muy bien en la vida de Laurel, pero en 1998, justo cuando estaba en excelentes condición físic, y precisamente después de un fuerte entrenamiento de atletismo en Central Park, se dio cuenta que tenía tres pequeñas protuberancias en su cuello. Al ver que no desaparecían fue a ver un médico, y luego a otro médico, y luego otro más, para finalmente obtener la confirmación de un terrible diagnóstico: Laurel tenía cáncer.

Laurel estaba sorprendida y enojada. Sintió que su vida estaba completamente acabada, y que se la había arrebatado a la edad de 23 años, y justo cuando estaba comenzando una nueva vida en la ciudad. Por mucho que quería huir y esconderse, Laurel sabía que tenía que hacer frente a este nuevo reto con la misma determinación que tuvo cuando ganó la beca de natación y obtuvo las mejores calificaciones durante su último año en la universidad. Laurel decidió que nada iba a detenerla, que vencería esta enfermedad y volvería a su vida de manera normal. Ella tenía un plan, pero el camino no iba a ser fácil. Afortunadamente, tenía un equipo fantástico a su alrededor - hermanas, padres, tíos, abuelos y amigos que no la dejarían rendirse. "Si tenía un mal día, (y eran muchos), siempre había alguien allí que intentaba mejorar las cosas", dice Laurel.

Durante seis meses seguidos de quimioterapia, Laurel tercamente mantuvo su rutina de ejercicios, corriendo en la caminadora, tratando de mantener su ánimo y su vida lo más normal posible. Pero no fue fácil. Rebeccah, su hermana gemela, sabiendo que su hermana estaba teniendo un momento difícil, se mudó de Washington, DC al apartamento de Laurel en Nueva York para así brindarle su apoyo para su recuperación. Rebeccah trató de actuar como si todo estuviera normal, confiaba en que todo iba a estar bien, pero al mismo tiempo sabía que no iba a ser fácil. En los días en que Laurel estaba en quimio, Rebeccah ejercitaba muy duro -hasta que quedaba completamente agotada. Era su manera de compartir el dolor con su hermana.

Antes de que Rebeccah empezara a sentirse lo suficientemente bien como para hacer ejercicio, Laurel se sentía agotada y sin ánimo, física y mentalmente. No sabía si volvería a ser una atleta de nuevo, y mucho menos una buena atleta como siempre lo había sido. Muchas cosas están cambiando a esa edad y durante esa etapa de la vida (a los 20 años), lo cual era difícil para ella ver como lo que las rodeaban sabían lo que estaban haciendo o a dónde se dirigían en la vida. Tení que confiar en el apoyo de sus hermanas para conseguir salir adelante y para ayudarla a recordar que las cosas saldrían bien. Tenía que mantener una actitud positiva y seguir adelante, sin importar cuán difícil fueran las cosas. Lograr mantener una actitud positiva fue aún más difícil para ella, ya que pasó varios años cansada y con náuseas constantemente, así como con la ansiedad de solo pensar que podría enfermarse de nuevo. "¡Pasé bastante tiempo recibiendo palabras de ánimo! Aprendí a vivir el día a día, en lugar de hacer grandes planes, y fui neutralizando poco a poco las cosas hasta que sentía que tenían sentido", dice Laurel. Esta es una de las razones por las que Laurel se siente tan bien al compartir su historia, y que espera que alguien que se sienta sin esperanza, lea esto y se vea obligado a cambiar su vida o se decida a centrarse en los pequeños pasos que se necesitan para mejorar las cosas.

Hacer una carrera en el negocio de la fotografía fue su primera meta. No era físicamente demandante como los entrenamientos de su hermana Rebeccah, quien también es triatleta profesional. En ese momento, Rebeccah era una maratonista estricta, y decidió cambiar a para ser triatleta. En 2003, ganó el campeonato nacional amateur de triatlón en la categoría por edades, y en 2004 se convirtió en profesional y fue nombrada novata del año de Triatlón de EE.UU. Mientras tanto, Laurel, quien todavía luchaba para recuperar su fuerza, se inscribió en una carrera de 5 kilómetros con sus hermanas en el Día de la Madres como una manera de celebrar a su madre. Tenían una división especial para los sobrevivientes de cáncer, y ¿adivinen qué? ¡Ganó el primer lugar! Fue su primera carrera, y aunque estuvo a cuatro minutos fuera de su record personal, ¡fue una gran victoria para ella! Laurel no tenía idea de que unos años más tarde estaría compitiendo para ganarse la vida. Después de esa carrera de 5 kilómetros, poco a poco comenzó a agregar más actividades a su vida cotidiana. Cuando aceptó un trabajo en la revista Men’s Journal, poco a poco empezó a sentir que era ella de nuevo. Además, estuvo rodeada de deportes y de ateltas en buena condición física. "¡Nadie sabía que yo era una atleta!" dice Laurel. Su hermana le regaló una bicicleta a Laurel después que ella obtuvo una nueva, y su mamá le dio unos zapatos de ciclista en su cumpleaños. Poco después, comenzó a nadar aun más. Pronto, se dio cuenta de que nada iba a detenerla para participar en un triatlón. Cuando Rebeccah se apartó de las competencias debido a una fractura de pelvis en el año 2005, ella asumió el cargo de entrenadora de Laurel, asegurándose de que estuviera saludable en todo momento. Rebeccah convirtió a Laurel en una triatleta extraordinaria. Juntas corrieron alrededor del mundo y fomentaron la conciencia y la esperanza para las personas que luchan contra el cáncer y otros obstáculos.

Durante el verano de 2006, Laurel se inscribió en un triatlón y aunque no le fue tan bién, le fascinó y se sentió fantástica cuando lo terminó. Mientras estuvo corriendo junto a muchas personas, sonriendo durante todo el camino, supo que tenía un largo camino por recorrer para antes de que pudiera convertirse en una triatleta profesional. Ella siempre supo en todo que eso era posible.

Ella continuó trabajando en su empleo de fotografía, intercambiando revistas un par de veces durante el entrenamiento. Se tomó unas vacaciones para ver a su hermana correr en el Campeonato Mundial ITU en Luzanne, Suiza. Ella fue una de las cinco estadounidenses en el triatlón, y fue increíble poder ver su actuación. Después de ver esa gran carrera en persona, Laurel sabía que quería estar allí en el agua, andar en bicicleta y correr junto a su hermana. El verano siguiente completó una temporada como aficionada y se colocó en el segundo lugar en los EE.UU. en la carrera por el campeonato con el nado más rápido y el mejor tiempo en la carrera. En 2008, dejó su trabajo y comenzó a hacer triatlones de tiempo completo. Fue galardonada con el premio de novato del año en 2010, y ganó su primera competecia como profesional en el Triatlón de Columbia. .Ha sido un flujo constante de podios y victorias desde entonces. Este año, en 2014, ganó su primer triatlón de larga distancia de "Ironman" y se convirtió en la primer sobreviviente de cáncer en lograr esa hazaña. Ella hará un triatlón Ironman este próximo mes de septiembre, y espera calificar y competir en el Campeonato Mundial Ironman en 2015.

A lo largo de su carrera, Laurel no se ha olvidado ni un segundo de dónde viene… Ella usa su pasado y sus experiencias todos los días durante el entrenamiento, y pone esa determinación en las competencias. Piensa en todas aquellas personas que están luchando esta batalla por sí solos, y espera que puedan ganar un poco de inspiración a partir de sus experiencias. "Soy afortunada de tener a las personas que me inspiraron a lo largo de mi vida para poder afrontar mis dudas, miedos y obstáculos. Poder devolver ese favor es muy gratificante y, a su vez aún más inspirador para mí," dice Laurel.

Si quiere saber más acerca de Laurel (y Rebeccah), visita su página web en www.wassnertwins.com/. Laurel también apoya la Fundación Ulman Cancer Fund para Adultos Mayores. Para más información, por favor, visite el siguiente enlace www.ulmanfund.org

Laurel Wassner

Circle_cropped
Fb Twitter Websites

¿Por qué aceptaste ser parte de El Triatlón Inspira (Triathlon Inspires)?

Me encanta la idea de inspirar a otras personas a través del triatlón. Espero que al compartir mi historia a través de este sitio, más personas se sientan estimuladas a superar los obstáculos e ir tras sus sueños.

¿Qué se siente ser una inspiración para los demás? ¿Esperabas llegar a ser una fuente de inspiración?

Significa mucho para mí ser una inspiración para los demás, ya que sé lo que se siente ser la persona que busca ese poco de inspiración para salir adelante. Soy afortunada de tener a las personas que me inspiraron a lo largo del camino para poder legar más allá de mis dudas, temores y obstáculos. Poder devolver ese favor se siente muy gratificante, y a su vez es aún más inspirador para mí. Cuando empecé a competir otra vez me di cuenta de que yo estaba en la posición de ayudar a otros, y esto significó que una gran parte de mí dejara mi trabajo para concentrarme en el triatlón. Yo sabía que iba a provocar un gran impacto en la vida de alguien, y eso es muy importante para mí.

¿Por qué los triatlones son tan inspiradores? ¿Qué hace que este deporte sea tan especial en todo el mundo?

Los triatlones son inspiradores porque son un reto tanto físico como mentalmente. Personas de todas las edades y habilidades son atraídas por este gran reto, y eso es lo que hace que este deporte tan especial.

¿Cuándo comenzaste a participar en triatlones? ¿Dónde fue tu primera competecia?

Mi primera competencia fue en 2006 en Maryland, en el estado en el que crecí.

¿Qué te motiva en la vida?

Me motivan mis amigos, familiares y aficionados y poder brindarles felicidad. También me motivan las historias de otras personas superando obstáculos y alcanzando sus metas.

¿Qué le dirías a otras personas con ambiciones similares?

Mi consejo es: ¡Nunca dejar de luchar! Cualquier cosa puede ponerse en el camino: las enfermedades, la mala suerte, las dudas de la gente, etc. Yo me enfrenté a todas esas cosas, pero lo que me trajo a donde estoy ahora me está empujando cada vez más hacia adelante para dar mi mejor esfuerzo y para mantener mi espíritu de lucha.

¿Quién te inspira? ¿Por qué?

Me siento inspirada por mis hermanas. Tengo tres y son personas genuinas, trabajadoras, inteligentes y compasivas. El tipo de persona que pone a los demás por delante de sí misma. Ellas me han demostrado lo que realmente es el buen carácter ara poder lograr las cosas.

¿Cómo enfrentas los obstáculos en tu vida?

Desde el principio, yo dejo que los obstáculos lleguen a donde yo estoy. Creo que eso es importante porque si no lo hago, estaría menos motivada para afrontarlos.

¿Qué es lo que más te gusta de los triatlones?

Me encanta el ambiente de todos los que compiten. Es un deporte difícil y requiere de un fuerte entrenamiento el cual anima a la gente a ayudarse mutuamente.

Menciona los logros más importantes de tu vida que no estén relacionados con los triatlones.

Beca de natación de la División 1 para la Universidad de George Washington.

¿Qué hay en el futuro para ti?

Haré otro Ironman en septiembre y espero competir en el Campeonato Mundial de Ironman del próximo año.

¿Apoyas o representas alguna Organización sin Fines de Lucro?

Sí. La fundación Ulman Cancer Fund para Adultos Mayores. Para más información, por favor, visite el siguiente enlace: www.ulmanfund.org


Copyright ©2016-2017 Triathlon Inspires.. Todos los derechos reservados. El contenido, diseño e imágenes son propiedad de Triathlon Inspires y no puede ser copiado o reproducido por cualquier razón y/o sin el permiso escrito de Triathlon Inspires. La información de esta página web es la opinión de Triathlon Inspires y la opinión de sus colaboradores. Por favor, consulte a su médico antes de seguir cualquier solución de asesoramiento, plan de entrenamiento, salud/asesoraría a la nutrición o la recuperación de alguna lesión que se exponen en este sitio web. Triathlon Inspires es el único responsable de todo el contenido. Nuestra política de privacidad está disponible para usted aquí.